Panamá ciudad, “De la selva al cristal”

Panamá, foto aérea desde el Pacifico. Autor angel f rincon
Panamá, foto aérea desde el Pacifico. Autor angel f rincon

La ciudad de Panamá es una de esas metrópolis que sorprenden y enamoran. Un ascensor que te eleva de las profundas selvas al ajetreo de una gran urbe y al mismísimo cielo. Sus elegantes rascacielos contrastan con el resto de ciudades Suramericanas, dándole un parecido a Manhatan. En sus calles es fácil cruzarse con hindúes, chinos, caribeños, indígenas, americanos, españoles y mestizos. Muchos llegaron hasta aquí por las obras del canal, quedándose la mayoría, y no es de extrañar, pues una vez que pisas suelo panameño cuesta mucho dejarlo.

foto angel f rincon
Foto de Isla del Caribe en Panamá tomada desde avioneta por angel f rincon

Su pasado es apasionante, con territorios salvajes, marineros, descubridores y corsarios. Panamá fue el primer asentamiento urbano y duradero fundado por españoles en el Pacifico. Aquella ciudad que fue conocida como la Reina del Pacifico, fue arrasada por el pirata Morgan, pudiendo ver hoy lo que quedo de aquellos sangrientos días: unas elegantes ruinas conocidas como Panamá Vieja y que se niegan a caer definitivamente al suelo. Años más tarde la ciudad se trasladó a lo que hoy se conoce como Casco Antiguo, donde se construyeron casas coloniales con influencias francesas e inglesas, palacios, iglesias, catedrales y plazas flanqueadas por bellos edificios. De aquel esplendor hoy quedan unas calles muy atractivas con olor a salitre y a viejo, fachadas que parecen pintadas a pastel, blanqueadas o remendadas con alegres colores. Este barrio tiene vistas al mar, al puente que vuela por encima del canal y a la moderna ciudad de Panamá.

El único canal dedicado a los viajes y turismo