puente-capilano-vancouver-foto-angel-fernandez-rincon

VANCOUVER, la ciudad jardín más cosmopolita.

VANCOUVER

barrio-flotente-vancouver-foto-angel-fernandez-rincon
barrio-flotente-vancouver-foto-angel-fernandez-rincon

A pesar de estar en la costa oeste de Canadá, Vancouver no está tan lejos si tenemos en cuenta el tiempo del viaje. El vuelo no cruza toda América, sino que sube por Groenlandia, lo que supone desde Madrid, dos horas más que un vuelo a Nueva York.

Los canadienses la llaman “Honk-Kouver” por la enorme cantidad de asiáticos que la habitan, y que suelen ser propietarios de lujosas mansiones, magníficos restaurantes y prósperos negocios, siendo ellos en gran parte los responsables del encarecimiento de la ciudad. Otra etnia muy numerosa en Vancouver son los hindúes, (que provocaron un problema al gobierno canadiense, pues el hecho de llevar turbante les impide ponerse el casco, de uso obligado tanto en bici como en moto).

reloj-de-vapor-en-gastown-foto-angel-fernandez-rincon
reloj-de-vapor-en-gastown-foto-angel-fernandez-rincon

Vancouver es una ciudad nueva, tranquila, moderna, segura y tiene mucho que ver y descubrir como el parque Queen Elizabeth, situado en la colina más alta del centro de la ciudad, ofrece unos jardines siempre en flor y alberga desde plantas del trópico a cactus del desierto. Grandville island es una península en la Bahía False Creek, donde hay mercado y artistas, talleres y tiendas de artesanos. Gastow es el barrio histórico y tiene la esencia de las ciudades del viejo oeste. En Water St. Verás el primer reloj que funciona con el vapor que sale de la tierra y una estatua de Gassy Jack, el fundador del primer Saloon en 1867. A él acudían los trabajadores de la serrería local y alrededor de el se formo la ciudad. También es obligado visitar el Vancouver Museum, donde se muestran los orígenes de los primeros pobladores de las costas de Canadá y algunos de los viejos trenes de la compañía Canadian Pacific. El centro moderno de la ciudad se encuentra en la calle Robson. Es la más movida a cualquier hora, cuenta con numerosos restaurantes, tiendas y por la anoche es una de las zonas de pubs. Otra zona de moda es Yaletown, llena de discotecas y galerías de arte. Para la gente de negocios, tendrán que aprenderse este nombre, Burrard St., donde se encuentra el centro financiero. Chinatown se encuentra entre Carral St. Y Gore St. Es uno de los barrios más viejos de la ciudad y donde se alojó la primera oleada de chinos que llegaron en 1858, no hay que perderse la calle Pender St., una experiencia para os ojos y los sentidos.

Ya fuera de la ciudad merece una extensa visita la Grouse Montain. Situada al norte, se puede subir a ella por el teleférico, para admirar toda la grandeza de la ciudad y de la Columbia Británica. No hay que olvidar ver su cascada de 6

vancouver-y-montana-grouse-foto-angel-fernandez-rincon
vancouver-y-montana-grouse-foto-angel-fernandez-rincon

1 metros de caída y el vertiginoso puente colgante sobre el cañón de Capilano, que lo cruza a una altura de 70 metros y mientras se cruza ofrece increíbles vistas del río y de los bosques.

Vancouver es una ciudad que gusta y enamora a quien la visita. En los últimos años ha crecido mucho, convirtiéndose en una gran ciudad cosmopolita, llena de vida, cruce de culturas, llena de experiencias y de una belleza excepcional, rodeada de una naturaleza que se funde entre sus calles, como las bandadas de ocas canadienses que en sus viajes migratorios paran en las calles de la ciudad a descansar de su larga travesía.

El único canal dedicado a los viajes y turismo