BRASOV: Aires occidentales en los Carpatos.

foto angel f rincon
Plaza de Brasov, en Rumanía, foto Angel F. Rincón

Se trata de una ciudad medieval sajona. Vista desde la parte más alta, destacan sobre  un rojo mar de viejos tejados, el campanario de la iglesia negra y la torre del Consejo. El viejo corazón de esta ciudad de origen medieval, Kronstadt, tiene nombre de leyenda, ” la ciudad de la corona” por aparecer durante la reconstrucción de ésta una corona en un árbol. Se trata de un barrio elegante, adormecido en otra época, quizá más señorial que es resto de la ciudad.

Esta ciudad, debido a su ubicación en los límites  de Moldavia y Valaquia, se convirtió en ciudad de comercio y sede de  grandes ferias donde se vendía e intercambiaba trigo, ganado y oro. Parece que esta ciudad aun conserve ese aire de libre comercio, de estar entre dos regiones y que se encuentra latente  en su gente, comportamiento y tiendas de ropa muy moderna y actual.

Parece que esta ciudad la hayan metido a la fuerza en Rumanía. En su plaza como en la calle peatonal, se respira un ambiente occidental que se palpa a cada paso.

foto angel f rincon rumania
Detalle de la fuente de Brasov. Foto Angel F. Rincón

El antiguo barrio de Schei, invita a recorrer sus callejuelas. Este barrio se encontraba a las afueras de la ciudad medieval y datan sus orígenes del Sg XIII. No  os perdáis la Strada Prundului y la plaza Unirii si queréis presumir de haber visto  el corazón de este barrio. Aquí se encuentran las más viejas casas de origen transilvano con sus  porches curvados. También se alza aquí la iglesia  griega de San Nicolas de Sche, construida en el Sg XVI y que tras varias y pésimas  reconstrucciones ha perdido su encanto original. No hay que perderse el cementerio que se encuentra justo  frente a la iglesia y que sin duda se trata de uno de los cementerios con mejores vistas a una ciudad. Tras la iglesia, se encuentra el museo Scheii Brasovului. Un caserón de 1760  que albergo la primera escuela rumana  de la ciudad. Sus visitantes son invitados a sentarse en sus bancos de madera y a asistir a la lección primera del primer libro escrito en rumano,  y que  trata de España.

brasov-general-2

En otra habitación, se encuentra una vieja imprenta, con la que imprimían estos  libros. Y en la parte alta, se haya un importante museo con ediciones  únicas. La primera Biblia en lengua rumana, libros de historia. Destaca una edicion de un libro ilustrado sobre hojas de pies de ternera. Fue robado en 1999 más tarde encontrado en la frontera. Ha vuelto a ser expuesto recientemente. Precio entrada: 20.000 leis para los extrajeros.

 

La iglesia negra.

En 1689, un incendio asoló la ciudad de Brasov. Pero esta iglesia evangélica luterana pudo escapar de las llamas. El humo ennegreció los muros. En su interior destaca la sensación de espacio, debido a las tres naves  que tienen igual altura. Cuenta con un órgano construido por el berlinés  Buchoiz. Pero lo interesante no es verlo, sino oír la magia del aire a través de sus 4.000 tubos.  Los martes, jueves y sábados de los meses de julio y agosto, se ofrecen conciertos. Casi un siglo se tardo en construir esta catedral de 90 metros de longitud con líneas depuradas y poderosos contrafuertes. Otra curiosidad son los cientos de tapices que cuelgan de las paredes. Ofrendas de los mercaderes durante los siglos XVII y XVIII. Una verdadera sinfonía de colores. Entrada: 20.000 leis. Esta prohibido hacer fotos y grabar en vídeo.

El único canal dedicado a los viajes y turismo